El trail de La Sonrisa de Rafa apuesta por Loading para una prueba convertida en moviemiento social

Portada » El trail de La Sonrisa de Rafa apuesta por Loading para una prueba convertida en moviemiento social

El trail de La Sonrisa de Rafa apuesta por Loading para una prueba convertida en moviemiento social

Este trail es símbolo de esfuerzo y solidaridad, de una actitud de lucha ante la vida y sus adversidades. Consigue que Berrocal multiplique por diez sus habitantes con más de 1.000 corredores. Tiene lista de espera, enamora a todos con su buen ambiente, su duro recorrido y bellos paisajes, pero sobre todo abandera tras 4 años unas aportaciones que van rumbo a los 50.000 euros para investigar contra el cáncer infantil. El próximo 19 de enero, el trail llega a una nueva edición de la mano de Rafael Aguilera: “Partió como una prueba homenaje y hoy en día es un movimiento social con el que la gente se siente muy identificada”.

Es la carrera de Huelva de la que todo el mundo habla meses antes de que se celebre y meses después de que tenga lugar. El Trail La Sonrisa de Rafa alcanza su quinta edición plenamente consolidada y en crecimiento, tanto de participantes como en solidaridad y aportaciones económicas a la lucha contra el cáncer infantil.

Hay datos que justifican sobradamente la categoría de esta carrera, pero son muchos más e indescriptibles los sentimientos que afloran en ella y que se atesoran en el recuerdo. El Club Ultra Trail Huelva y  los habitantes de Berrocal se vuelcan en el empeño de hacer una competición diferente, especial, que es mucho más que deporte y lo han conseguido.

“Es una prueba homenaje que hoy en día es un movimiento social. La gente se siente identificada con La Sonrisa de Rafa y la asocia al esfuerzo”, destaca Aguilera, que además afirma que la dimensión que ha cobrado esta carrera “para nosotros significa mucho”. Sobre su finalidad resalta que “por nuestro hijo no pudimos hacer nada, pero en agradecimiento a los médicos que cuidaron de Rafa y los niños que aún están allí decidimos aportar nuestro grano de arena y ayudarles”.

A Rafa Aguilera junior se lo llevo un neuroblastoma, un cáncer que estadísticamente tiene una altísima mortalidad. Se fue pero ha quedado de manera imborrable su sonrisa, su actitud inquebrantable ante la enfermedad. Su ejemplo tiene una prodigiosa herencia, destinar fondos para la SEHOP, Sociedad Española de Hematología y Oncología Pediátricas, que tiene abierta una línea de investigación específica llamada ‘La Sonrisa de Rafa’.

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.