Los básicos de Loading Wolferas Run para entrenar y competir

Portada » Los básicos de Loading Wolferas Run para entrenar y competir

Los básicos de Loading Wolferas Run para entrenar y competir

Uno de los principales beneficios de comer es que los alimentos nos suministran energía para nuestras actividades y correr es una de las que requiere más energía si la comparamos con otros deportes. Y si tenemos en cuenta ahora, las temperaturas a las que sometemos nuestro cuerpo. El nivel de exigencia es muy superior a otras épocas del año, y por tanto, la necesidad de aportar a nuestro cuerpo los nutrientes que necesitan, aún mayor. Las proteínas, carbohidratos, grasas … son esenciales en la alimentación de todo deportista en general y runner en particular. Las primeras son recomendables en torno a 1,2 a 1,4 gramos de proteína por cada Kg de peso corporal. En cuanto a los carbohidratos, son la principal fuente de energía y son el nutriente que más rápido se agota, deben predominar en la alimentación. El aporte puede variar según la fase de entrenamiento en la que se encuentre o en días suaves puede estar entre los 5 a 7 g CHO/kg peso por día. o En días de entrenamientos duros o corridas largas debe estar entre los 7 a 10 g CHO/kg peso por día. Con respecto a las grasas, son recomendables los ácidos grasos poliinsaturados como el omega 3 y omega 6, que los encontramos en los pescado y frutos secos. Lo ideal es que las grasas complementen el aporte calórico de la alimentación y que su proporción esté entre un 20 y 30 % del total de las calorías que consuma el corredor. Ahora bien, unido a todo esto, la suplementación deportiva o nutrición deportiva juega un importante papel para

Hoy han aparecido por el blog, Sergi Vila y Toñi Ruiz, un matrimonio de runners que ha incluido Loading en sus rutinas. Esto es lo que consumen ellos. Mira cada cuánto tiempo y cómo lo hacen.

Si te vale la propuesta, mira lo que recomiendan en Runners:

CUATRO REGLAS BÁSICAS DE NUTRICIÓN PARA CORREDORES

1. Consume alimentos ricos en carbohidratos 1 a 2 horas antes de la actividad física. Evita entrenar en las mañanas con el estómago vacío: lo ideal es consumir algún alimento de rápida absorción como pan, jugos naturales o cereales.

2. Repón las reservas de carbohidratos en el momento más crítico, dentro de las 2 primeras horas después del ejercicio. Aquí deberías consumir alrededor de 1 a 1,5 g de carbohidratos por kg peso. Puedes incluir bebidas deportivas, yogurt, frutas o una barra de granola.

3. Consume alguna comida fuerte entre las 2 a 4 horas luego del entrenamiento.

4. Planifica tu alimentación con tiempo antes de la competencia con la intención de tener tus reservas de carbohidratos musculares al máximo.

Deje su comentario